COLECCIONES

KOHAU

Tablas de madera grabadas en la enigmática lengua Rongo-Rongo, llenas de hombres-pájaro, símbolos, aves, animales marinos.
Una figura entre todas ellas nos fascinó ya hace tiempo, y se convirtió en el tema central de nuestro escudo. Le llamamos “el primer Kohau”.
Olas esquemáticas, que representan las olas que, todo el apasionado del deporte de la tabla, espera en cada jornada de mar, con la que sueña en los días de calma, mientras espera la llegada de buena mar.
Kohau Waves: Tabla y Olas. Tu nueva aventura empieza aquí.

VAIKAVA

El Mar, con mayúsculas, es desde el principio, la principal fuente de inspiración de Kohau Waves.
Los Océanos ocupan la mayor parte de nuestro planeta, al que habría que llamar Agua en vez de Tierra.
Siempre evocador, fascinante, rebosante de vida, ha llenado también la imaginación del hombre de seres fantásticos, le ha servido de vía de exploración y subsistencia, de leyendas y de creencias.
Los seres que lo habitan, reales o no, forman un Universo al que esta colección rinde homenaje.

TAHAI

La playa de Tahai presume del mejor atardecer de la Isla de Pascua.
En ella, el clan Manara, levantó su centro ceremonial más importante y allí descansa  Ngaara, el último gobernante de alto rango.
Contemplar cómo el Sol se oculta, recortando las siluetas de los cinco Mohai que vigilan el interior de la isla, es un espectáculo casi mágico.
Esta ensenada es el punto ideal para que los amantes del surf disfruten de su deporte favorito

KONAHAU

Diversión , porque ese es nuestro objetivo cuando nos entregamos a este proyecto.
Imaginación llevada más allá, ideando nuevos diseños, probando nuevas situaciones, que no son reales , pero con las que disfrutamos creando un mundo divertido.
Desde ese Mundo de los Sueños, en el que todos nos hemos zambullido alguna vez despiertos, dejando el mando en manos del azar de nuestra mente creadora imprevisible.
Queremos que vosotros os divirtáis tanto como nosotros con esta colección llena de imaginación y fantasía.

ETHNIC

No hay cultura humana sin representaciones artísticas.
Desde el inicio de nuestra evolución, hemos sentido la necesidad de representar lo que nos rodea, el mundo exterior, y también el interior, nuestras realidades y deseos.
Animales, figuras geométricas, escenas cotidianas, todas ellas con un gran simbolismo, con una fuerza expresiva que todavía nos fascina y nos recuerda nuestra historia como especie.
Arte étnico, pureza y sencillez de líneas que nos llevan a lugares remotos y pasados.